Skip to Content

Sobre Nosotros

Contexto

Desde 1998, al menos 7,505 personas han perdido la vida intentando cruzar la frontera entre Estados Unidos y México. Más de 2,816 migrantes siguen desaparecidos.

 

Muchas familias en los Estados Unidos y América Latina se quedan con la incertidumbre de no saber lo que les ha sucedido a sus seres queridos. Además del trauma emocional con que viven, a las familias se les niega la justicia. Las consecuencias de las muertes y desapariciones en la frontera se sienten por toda las Américas. Colibrí ha recibido reportes de migrantes desaparecidos desde 14 países y en 43 estados de los Estados Unidos. 

Colibrí se niegan a dejar que estas vidas sean olvidadas. Superando enormes desafíos para identificar a los muertos, juntos con las familias buscamos respuestas, exigimos justicia y reunimos a las familias con sus seres queridos.

HISTORIA

El trabajo del Centro Colibrí comenzó en 2006 con el Proyecto Migrante Desaparecido, una pequeña iniciativa de voluntariado dentro de la Oficina del Médico Forense del Condado de Pima. Este proyecto fue una colaboración entre el Dr. Bruce Anderson, el antropólogo forense de la Oficina del Médico Forense del Condado de Pima y la Dra. Robin Reineke, una antropóloga cultural.

un legado De DErechos Humanos

En 2013, los co-fundadores de Colibrí – Robin Reineke, William Masson, Chelsea Halstead y Reyna Araibi – convirtieron el Proyecto Migrante Desaparecido en la organización de Centro de Derechos Humanos de Colibrí. El trabajo del Centro Colibrí se basa en un legado de trabajo humanitario en la frontera sur de Arizona realizado por organizaciones como Coalición de Derechos Humanos, No Más Muertes y Tucson Samaritanos, dedicadas a defender los derechos humanos.

Nuestro Trabajo

Colibrí TRABAJA CON LAS FAMILIAS MIGRANTES DESAPARECIDAS PARA ENCONTRAR JUSTICIA A TRAVÉS DE LA CIENCIA FORENSE, LA INVESTIGACIÓN Y LA ORGANIZACIÓN COMUNITARIA.

Colibrí ayuda a las familias en su búsqueda a través del Proyecto de Migrantes Desaparecidos y el Programa de ADN. Colibrí trabaja con médicos forenses para comparar la información que las familias brindan sobre los desaparecidos y muestras de ADN con restos no identificados recuperados a lo largo de la frontera. Todo con la esperanza de darles a las familias las respuestas que tanto merecen.

Más allá del trabajo de justicia forense, La Red de Familiares ofrece una comunidad para las familias en busca de seres queridos que desaparecieron al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México. La red consiste de comités locales en ciudades principales en los Estados Unidos, que se reúnen regularmente para conectarse y recibir apoyo.

NUESTRO NOMBRE

En 2009, un hombre que murió cruzando la frontera en Tucson fue encontrado y llevado a la oficina del médico forense. En su bolsillo, llevaba un pequeño colibrí muerto.

El colibrí es un símbolo de fuerza, esperanza y migración. Nosotros nos nombramos en dedicación a todos los migrantes que perdieron sus vidas cruzando la frontera y sus familias.

 

Asociaciones